Entrevista a OH My Chalk!

En la décima edición de OH! Magazine nos realizó una entrevista Andre Busceme.

“Los miedos son un aliciente para seguir adelante.”

OH My Chalk!

El éxito no es la meta. Es un camino de felicidad y satisfacción, donde logramos lo que deseamos y disfrutamos del mientras tanto. El éxito se vive, se siente, se nos impregna y nos da más ganas de seguir haciendo.

Así, entre resultados felices y actividades varias, he podido conocer un poco más a las exitosas (súper exitosas) Lili y Meli, las chicas OH My Chalk!, que fuera de las ideas preconcebidas del “éxito como el destino de la vida”, han generado a fuerza de trabajo constante, creatividad y conexión con su público, un estilo propio como emprendedoras, “buscando oportunidades donde otros ven problemas.” (sic)

La historia empieza en el 2014 cuando Lilian y Melisa se juntan el La Maison (un espacio que crearon para dictar talleres). A fines de ese año, Lili encontró una pintura especial para intervenir materiales y juntas decidieron explorar esa técnica de pintura a la tiza que en Argentina no existía y la crearon de manera casera. Al poco tiempo, sus alumnas querían más y más muestras para sus propios diseños e intervenciones… y así, en el 2016, surgió OH my Chalk!

Melisa Adad
Lilian D’Alessandro

*

A: ¿De dónde salió el nombre OMC? 

M: De un brainstorming que hicimos con Lili y July (hija de Lili y diseñadora de toda nuestra imagen, además de la revis). Nos pusimos a pensar posibles nombres que no nos cerraban mucho y una mañana me desperté y me salió un tipo “OH My Chalk!”. Les envié un audio a las dos contándoselos y poniéndole la impronta en la frase, tomándola como si el producto fuera de la pertenencia de cualquiera que la utilizara.

A: ¿Qué extrañan de La Maison, de las chicas que eran antes?

M: El lugar era mágico. Cada día se generaban cosas muy lindas con las chicas que venían al taller. ¿Qué extrañamos? Las charlas que se daban, la tranquilidad del lugar y a veces, el tiempo. Trabajabamos mucho, pero teníamos más tiempo disponible.

A: ¿Qué les resultó indispensable para ser emprendedoras? ¿Qué recomiendan hoy?

M: Las ganas de hacer y tener algo propio. Pero no hay que quedarse con eso. Uno puede tener muchísimas ganas de escalar el Everest pero si no te preparás para eso, no vas a poder ni ponerte las zapatillas de trekking. 

Hay que investigar y estudiar, no solo al mercado sino también a tu público: qué quieren, qué necesitan, qué les gusta.

Tenés que hacerte de herramientas, es preferible que estés sobreinformada y no en la nada.

Según me cuentan las protagonistas, sienten que fueron (y todavía somos!, dice Lili) muy desorganizadas. Viéndolas trabajar y gestionar proyectos e ideas todos los días en sus redes sociales, en sus videos, en la fábrica, esto no se hace evidente para el ojo ajeno. Sin embargo, Meli afirma: “nos cuesta muchas veces delegar y queremos estar en todo. Estamos trabajando para poder evolucionar y modificarlo…».

Tal vez estar supervisando atentas a lo que va sucediendo día a día sea todavía una regla de oro para las chicas, pero lo cierto es que ya no son las que hace unos añitos atrás envasaban con sus propias manos la pintura que vendían. Se han organizado y han evolucionado con pasos firmes: buscaron un espacio más grande para fabricar y tercerizaron la elaboración de la pintura, delegaron en un técnico químico el control de calidad de los productos, e inyectaron capital para ganar escala. También, delegaron la logística y distribución, porque OMC llega a todas las provincias argentinas. Sí, todas. Y siguieron creciendo en productos, aparecieron nuevos colores (ahora suman 47) y llegaron las Pinturas Metalizadas y las de Pizarrón, la Cera Orgánica, Laca al Agua y accesorios como Brochas Redondas, pastas de secado rápido o bloques para efectos desgastados.

Con Laura Chamorro y Agustina Tavella en #EllaHaceHistoria

A: En cuanto a su organización laboral, ¿en qué lugar se siente más cómoda trabajando cada una?

M: Lili se desempeña súper bien con todo lo que es administrativo, contable y proveedores. Es muy metódica y estructurada. 

Y yo soy todo lo contrario. Odio los números (no sé cómo trabajé tantos años en un banco). A mí me gustan más las relaciones públicas, el manejo de redes sociales y el marketing.

*

Es por eso que mientras Lili se ocupa del detrás de escena, Meli está en los vivos, en los eventos y generando contenido en la web y las redes sociales; compartiendo imágenes propias y de las clientas que les envían fotos o videos de lo que hicieron con el producto. 

Así, hemos podido ver las pinturas OMC en infinidad de usos; desde carteras y zapatos hasta pisos y heladeras…

A: ¿Cuántas horas trabajan? ¿Cómo cambió la organización entre ustedes desde que empezaron a hoy?

M: Ufff qué pregunta. ¿Todo el día? Jaja. Arrancamos a las 10 pero no sabemos cuándo terminamos. El horario de oficina es de 10 a 17 hs pero muchas veces tenemos reuniones, eventos o cursos a los que asistimos luego del horario laboral. Además de estar todo el tiempo buscando ideas, investigando y evaluando proyectos o nuevos productos. Es como que la cabeza no para…

El cambio que hicimos fue el no trabajar los fines de semana. Antes trabajábamos sin parar hasta que nuestras familias empezaron a reclamarnos un poco más de atención. Antes éramos multifunción, ahora al tener empleados, el poder delegar tareas y pautar esquemas de trabajo ayuda a tener una visión más amplia del negocio y la toma de decisiones es más analizada. 

Chalk Fest en Córdoba

A: ¿Qué es lo que más les gusta y lo que menos les gusta de lo que vivieron desde 2016 a hoy?

M: El crecimiento que tuvimos. Ver que tanto esfuerzo vale la pena, es súper reconfortante. El reconocimiento del espíritu de la marca en la gente.

Lo que menos nos gusta es el tema de la copia, ya sea en productos, en ideas, en propuestas. No entendemos cómo con la satisfacción que da concretar las ideas propias, haya gente que insuma tiempo en replicar lo que hacen otros. Al principio nos daba bronca, ahora lo tomamos con más calma. Será que hacemos las cosas bien…

A:  Hoy podrían llamarse empresarias por el volumen que manejan, nivel de ventas, etc. ¿Sienten la diferencia? ¿Qué registran de este cambio?

M: A nosotras nos gusta llamarnos “emprendedoras”. Arrancamos de esa manera y, más allá del crecimiento, todos los días trabajamos con esa visión. Si bien somos una PYME chiquita, preferimos vernos como emprendedoras.

La diferencia está en los niveles organizativos, la proyección a largo plazo, la toma de decisiones ante vaivenes del mercado y nuestro marco económico (que no ayuda mucho). Todo requiere más análisis y absoluto registro de la información.

A: ¿Hay miedos todavía? ¿Cuáles? 

M: Nosotras no vemos los miedos como algo negativo, sino como parte del motor emprendedor. El miedo suele paralizar, sin embargo en nuestro caso pensamos en los miedos, tratamos de adelantarnos a ellos y son un aliciente para seguir adelante.

A: ¿Cuál creen que es el futuro de OMC?

M: ¿Quién sabe? Ja. De nuestra parte tenemos puestas todas nuestras energías y las de nuestro equipo de trabajo en seguir creciendo. Tenemos como meta cercana el empezar a exportar y formar alianzas con empresas con nuestra visión.

A: ¿Qué las sigue sorprendiendo?

M: El cariño de la gente. Es inmenso. Creemos que el amor que nos brindan es algo que trasciende al producto y es muy loco, porque OH My Chalk! no deja de ser un producto.

También ver cómo se inspiran entre las seguidoras y se van superando, ya sea en cuanto a los trabajos que hacen con los productos como en animarse a cambiar de rumbo.

*

Producir algo con una gran satisfacción y que genere placer es obtener felicidad todos los días. Creo que esto es lo que les sucede a Lili y a Meli. Han generado un producto que va más allá de su alcance común y se ha transformado en un éxito absoluto en el público, en las clientas fieles, en la gente que las sigue y en quienes interactúan con ellas. Cuando las conocí, Meli me dijo: “Queremos hacer la revista para devolverle a la comunidad que se formó en torno a OMC un poco de lo que ellas nos dan todos los días».

Esta es la mirada del éxito. Este es el camino que vienen recorriendo y las hace exitosas. Estas son, aquí están!! presentes.


¿Ya leíste la OH! Magazine #10?

También la podés leer en Issuu o descargarla en formato pdf!